1 de septiembre de 2013

Line no es tan seguro como creíamos
El servicio de mensajería instantánea que llegó para hacer la competencia a WhatsApp, ha alcanzado una posición muy buena en el mercado. Hasta el momento es la única aplicación móvil que realmente se acerca a WhatsApp junto con WeChat. Sin embargo, eso no implica que sea la mejor, la peor, ni nada por el estilo. Simplemente es un indicativo de la tendencia del mercado. Tanto es así, que ahora la presión mediática oprime a la empresa Naver, puesto que su servicio LINE resultar fácil a terceros para espiar conversaciones privadas.

Line no es tan seguro como creíamos
Las acusaciones de las que hablamos tienen su origen en Tailandia. Aquí, Naver tiene a 18 de sus 230 millones de usuarios de LINE, y entre ellos, varios periodistas de TelecomAsia, que han sido capaces de interceptar una conversación de chat a través de este servicio de mensajería. Cuando ocurren estas cosas, lo primero que se nos suele pasar por la cabeza es que haya sido un equipo de hackers o algo por el estilo. Pues, para calibrar la magnitud del asunto, hay que tener en cuenta que han sido varios periodistas de TelecomAsia.

Lo que estos periodistas hicieron, consistió en hacer uso de un software que da la posibilidad de capturar paquetes. De este modo, interceptaron una serie de paquetes de una conversación a través de la aplicación de mensajería instantánea LINE para, después, almacenarlo en un ordenador y poder “descifrarlo” con toda la tranquilidad del mundo, sin prisas.

El problema está en el cifrado
Curiosamente, cuando LINE está funcionando bajo una conexión de red Wi-Fi, los mensajes se envían cifrados. Sin embargo, cuando hacemos uso de LINE bajo una conexión de datos de red, es decir, con internet móvil, los mensajes que enviamos y recibimos en LINE no están encriptados. La explicación de que bajo una conexión se encripten los mensajes y bajo la otra no se envíen encriptados, la podemos leer explicada por los propios ingenieros de Naver, que en el mes de enero detallaron la adaptación del protocolo SPDY. En resumidas cuentas, lo justifican afirmando que la encriptación “retrasa los tiempos de conexión y transferencias, sobre todo a través de conexiones móviles”. Por ese motivo, cuando estamos utilizando una red móvil, las conversaciones privadas que mantenemos no están encriptadas y somos susceptibles de ser espiados. Este tema a muchos les dará igual puesto que el hecho de que les espíen sus conversaciones o no, no le supone ningún riesgo. Pero, fuera de que pueda o no perjudicarnos, ¿dónde está nuestra privacidad?
Fuente: TheNextWeb

UN MUNDO MOVIL
 Juegos,ANDROID, SYMBIAN, JAVA, Películas para el celular, Videos para el celular, Tonos o ringtones, Themas o Skin y muchas cosas más para tu móvil o celular

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!