3 de agosto de 2011

¿Nos Espían al Usar el Móvil o Celular?
Una interesante interrogante que muchos nos hacemos, y es que influenciados por las películas de conspiraciones tecnológicas, espías y demás nos sentimos realmente expuestos al mundo, así que enterate realmente que de todo esto es cierto...
Detalles:
Todo parece indicar que hoy solo quienes viven en los polos pueden contar con privacidad del pasado.

Apple y Google irán mañana al Congreso de EE. UU. a explicar qué hacen sus aparatos.
Lo que surgió como un descubrimiento de dos investigadores en seguridad informática, el pasado 24 de abril, se convirtió en una novela en la que se mezclan la tecnología, las rivalidades entre empresas y la privacidad de millones de personas, y que puso en alerta a los usuarios de teléfonos inteligentes.

Los investigadores, Alasdair Allan y Pete Warden, encontraron que el iPhone-el teléfono inteligente más popular en el mundo- guardaba todas las localizaciones de su usuario, durante más de un año, en un archivo oculto en su sistema. Además, el archivo en el que se almacena este historial, que se llama 'Consolidate.db', no está encriptado (protegido por contraseña), y se almacenaba en el teléfono y en el computador con el que se mantengan los datos sincronizados.

Apple, fabricante del iPhone, no recibe este archivo, por lo que no se puede decir que la compañía haya creado un rastreo de sus usuarios, pero sí está al alcance de cualquier persona con acceso al teléfono o al computador que pueda explorar los archivos.

El viernes 6 de mayo, Apple solucionó el problema con una actualización del sistema operativo de sus dispositivos móviles (el iOS), por lo que este archivo ahora solo almacena las ubicaciones de los últimos siete días, y no se copia al computador durante la sincronización de datos. Sin embargo, el escándalo no ha cesado y tanto Apple como Google tendrán que explicar mañana al Congreso de Estados Unidos las razones de este tipo de rastreos, pues legisladores y autoridades temen que estos sean una amenaza para la privacidad de los usuarios. No es una investigación formal, pero sí abre el debate.


El ataque de Jobs

Steve Jobs, presidente de Apple y uno de los íconos de la industria tecnológica, protagonizó un capítulo de esta novela al responder un mensaje de correo de un usuario que se quejaba por la situación y anunciaba su corte de relaciones con el iPhone y su paso a Android, "porque ellos no me rastrean".

La respuesta políticamente correcta habría sido dar la explicación del caso o negar los hechos, pero Jobs fue más allá: "¿Que no? ¡Claro que ellos lo hacen! Nosotros no rastreamos a nadie, y la información que está circulando es falsa".

Estas palabras incluían una negación no del todo creíble, porque el archivo en el iPhone existe y Apple explicó que se trata de una base de datos de redes públicas Wi-Fi con la que busca ofrecer un mejor servicio. Y lo peor: agregaban una acusación directa a Google, el gigante de Internet que se ha convertido en el gran rival de Apple en el terreno móvil, con su sistema Android.

Se ha logrado establecer que Android almacena solo unas cuantas docenas de ubicaciones geográficas del teléfono, pero por lo pronto Google no responde al ataque de Apple ni da mayores explicaciones sobre el supuesto rastreo.

Un capítulo adicional corrió por cuenta de otro gigante, el del software, que también busca su posición en el terreno móvil: Microsoft. La compañía fue la única que respondió al sitio PCMag a la pregunta de si los teléfonos con su sistema operativo almacenaban la ubicación de sus usuarios. La firma dijo que los teléfonos con el sistema Windows Phone 7 no lo hacen y que la plataforma solo recoge datos de localización bajo el permiso de los usuarios de las aplicaciones. Aunque PCMag dio por ciertas estas afirmaciones, solo un par de días después se reveló que los teléfonos con Windows Phone 7 (de marcas como LG, HTC, Samsung y Dell) transmiten a Microsoft miniarchivos con detalles sobre las redes Wi-Fi que han estado cerca del dispositivo, así como la ubicación exacta de este. Es decir, estos teléfonos no almacenan la información como el iPhone, pero hacen algo que podría ser peor: se la envían a Microsoft.


Usuarios: ¿tranquilos?

Esta novela no debe llevar a los usuarios de teléfonos inteligentes a arrojarlos a la basura. La geolocalización que brindan es algo muy útil y ha abierto espacio a aplicaciones muy populares y queridas por los usuarios (como Foursquare, Waze, Google Latitude u Ovi Mapas) e, incluso, a herramientas que abiertamente ofrecen el rastreo de los usuarios, como Footprints (ideada para que los padres rastreen a sus hijos), que aprovechan la ubicación geográfica para ofrecer servicios útiles y oportunos a sus usuarios y sus contactos; y un escándalo por indelicadeza de los creadores de estas plataformas no deberá frenar la innovación en este campo.

Además, los riesgos para la privacidad, al menos con estos datos de localización, son bajos: las empresas que los reciben no conocen los nombres ni la dirección de los usuarios, ni les interesa saber esta información. Solo en el caso del iPhone, si almacenara los datos en el equipo y el computador (algo que niega), existiría el riesgo de que alguien accediera a ellos y, por más intenciones delictivas que tuviera, no le serían muy útiles, salvo para encontrar patrones de ubicación de la víctima o, en el peor de los casos, descubrir que esta visitó lugares indebidos y chantajearla.


¿Quiénes más nos rastrean?

Si se habla de amenazas a la privacidad, los teléfonos inteligentes no son los primeros de la fila. También están los proveedores de servicios inalámbricos, como las compañías celulares, que rastrean y almacenan la ubicación de sus clientes con base en las antenas de su red; las firmas de navegación GPS, que mediante el sistema de posicionamiento satelital obtienen y guardan la información con mayor precisión; los cajeros automáticos combinados con las tarjetas de crédito, que almacenan las transacciones hechas en ellos con fecha y hora incluidas; los proveedores de acceso a Internet (ISP) y los sitios web, que guardan un historial de navegación.


Apple y Google, a rendir cuentas

El senador del estado de Minnesota Al Franken citó a las dos compañías a una audiencia, que tituló 'Protegiendo la privacidad móvil: sus smartphones, tabletas y celulares y su privacidad', para que expliquen la situación ante un comité de privacidad y tecnología, en el que estarán observadores del Departamento de Justicia, la Comisión Federal de Comercio, el Centro para la Democracia y la Tecnología y otras organizaciones.

Las dos compañías ya confirmaron su presencia en el Congreso (por Apple asistirá el vicepresidente de Software, Guy L. 'Bud' Tribble, pues Steve Jobs se encuentra en licencia por su enfermedad).

UN MUNDO MOVIL
Juegos, Películas para el celular, Videos para el celular, Tonos o ringtones, Themas o Skin y muchas cosas más para tu móvil o celular

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!