1 de junio de 2011

Señalan a los celulares como responsables de la desaparición de abejas
Una hipótesis esta que rumurea estos días, una hipótesis que relaciona el uso de los móviles o celulares con la desaparición de las abejas...
Detalles:
Aunque no todos los científicos se manifiestan de acuerdo con esta afirmación, parece que sí admiten que la radiación emitida por los teléfonos móviles afecta de una u otra forma a estos insectos.

Ha sido tema de debate científico y parte de la trama argumental para películas y series de ciencia ficción, pero el hecho es que el ritmo al que se desbandan y desaparecen las colonias de abejas (algo que, por otra parte, siempre se ha dado en cierta medida) ha crecido sustancialmente en la última década. Es un fenómeno no aclarado aún pero al que hasta la fecha se le han adjudicado ciertas posibles explicaciones: enfermedades, cambios en los hábitats fruto de un cambio climatológico global, radiaciones electromagnéticas,...

Precisamente con las radiaciones electromagnéticas y, más concretamente, con las de los teléfonos móviles, han relacionado recientemente el fenómeno de la desaparición de las abejas. Al parecer, y tras realizar diversos experimentos, ha podido establecerse que las obreras de esta especie de insectos pueden verse afectadas por las emisiones de losteléfonos móviles . La forma de llegar a tal conclusión ha sido simple: realizar y recibir llamadas con un teléfono situado en un punto cercano a una colmena.

Lo que se ha observado en toda esta serie de experimentos es que, en el momento de realizar las llamadas telefónicas, la comunicación que se realiza entre las abejas para que estas abandonen la colmena y vayan a recolectar polen, aumenta drásticamente.

Esto podría ayudar a explicar el porqué en algunos casos se desbandan colonias enteras en las que los insectos que las integran empiezan a volar sin rumbo fijo hasta que mueren. Este fenómeno todavía no explicado ha hecho que en los últimos veinte años el número de abejas en todo el mundo se haya reducido espectacularmente, y en especial en Europa, Norteamérica y también Asia, aunque es en las dos primeras zonas geográficas en las que se ha constatado más el problema.

La influencia de la radiación electromagnética puede ser una explicación válida o bien una causa más de un conjunto de hechos que, coincidiendo, provoquen la situación adecuada para “confundir” a las abejas, llevándolas a su muerte.

No todos los científicos que se han manifestado sobre los resultados de este estudio coinciden en dar la culpa del fenómeno a las emisiones radioeléctricas provocadas por la telefonía móvil, aunque es cierto que han admitido que estas pueden provocar cierto desorden en estos pequeños animales.

La pregunta aquí es si la comunidad científica en global acabará aceptando o no como válidos los resultados de este experimento. Hace años que se debate una cuestión que también nos afecta como es si las mismas radiaciones que decimos influencian a las abejas, también nos afectan a nosotros como seres humanos. Algunos dicen que son las causantes de dolores de cabeza e, incluso, llegan a provocar tumores en caso de uso excesivo de los teléfonos. Otros afirman que radiaciones ha habido siempre (como la radiación de fondo cósmica), y que el tipo de radiaciones emitidas por los teléfonos no son tan peligrosas como se las pinta. ¿En qué punto se encuentra la verdad? Hay demasiados intereses en juego como para obtener una respuesta clara a esta pregunta.

¿Predicción preocupante?

Se atribuye a Einstein la frase “si todas las abejas desaparecieran, a la humanidad le quedarían cuatro años de vida”. De hecho, estos pequeños insectos voladores son responsables de una buena parte de la polinización de las plantas en nuestro planeta, pero no son los únicos agentes que intervienen en esta cadena: el viento, el agua, otros insectos voladores e, incluso, en algunos casos los perros son portadores de polen para que las plantas puedan reproducirse.

Si bien es posible que la humanidad no se vea tan afectada por esta pérdida en concreto, si lo sería por la pérdida de los insectos polinizadores en general. Y, si las radiaciones electromagnéticas (u otros hechos) afectan a las abejas, no es descabellado pensar que pueden tener algún tipo de influencia en otros insectos.

La pérdida de diversidad (sea esta biológica, cultural o del tipo que sea) es siempre negativa, y no debemos pensar en términos de utilidad o no para nuestros fines de una determinada especie animal para querer salvarla. TODAS las especies son útiles y necesarias de una u otra forma.

Otra cosa es que se llegue a hacer algo a la luz de estos resultados. Como he dicho antes, los intereses en juego son demasiados y demasiado altos; de admitir que las radiaciones electromagnéticas de los móviles afectan a las abejas, solo habría un paso para que se extendiera como la pólvora que también afectan negativamente a los humanos. Y, de ahí, a una mala imagen de un sector empresarial e industrial que, a día de hoy, mueve una gran cantidad de millones.

Por lo tanto, nunca se admitirá oficialmente y por parte de todos los estamentos la relación entre la telefonía móvil y la desaparición de las abejas.


UN MUNDO MOVIL
Juegos, Películas para el celular, Videos para el celular, Tonos o ringtones, Themas o Skin y muchas cosas más para tu móvil o celular
Categories: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!